COVID-19 se ha convertido en una pandemia mundial. Ha afectado a más de 190 países y continúa extendiéndose aún más. Las pruebas son importantes para la detección temprana y el diagnóstico de la infección por COVID-19. El artículo actual proporciona información sobre los beneficios clave del uso de los kits de prueba rápida COVID-19.

¿Por qué los kits de prueba rápida son importantes para controlar COVID-19?

Un kit de prueba rápida ayuda a evaluar a un mayor número de personas.

Actualmente, solo las personas que tienen síntomas avanzados de COVID-19 solo se están evaluando para priorizar la prueba. Esto se debe a la infraestructura de prueba limitada y a las instalaciones de prueba a nivel mundial.

A medida que se hagan más pruebas a las personas, ayudará a identificar a las personas positivas que actualmente no están siendo evaluadas debido a síntomas menores o sin síntomas visibles. Esto puede ser de gran ayuda para controlar la propagación de COVID-19 a nivel mundial.

Ventajas del kit de prueba rápida

Los siguientes son los beneficios clave de usar los kits de prueba rápida COVID-19:

Resultados de prueba instantánea

La mayor ventaja de usar kits de prueba rápida para la infección por COVID-19 es que proporciona resultados de prueba instantáneos. La muestra de prueba se puede usar en forma de sangre completa o plasma.

La muestra se coloca en el pozo de prueba en el kit. Los resultados de la prueba se interpretan comprobando la línea de calidad (C) y la línea de prueba (T). Estos kits de prueba rápida pueden proporcionar resultados en solo 10 minutos.

Esto es mucho más rápido que la mayoría de las pruebas de laboratorio convencionales para la infección por COVID-19. El resultado de una prueba instantánea ayuda a tomar medidas correctivas inmediatas y poner a la persona infectada en la medicación adecuada.

Esto rompe la cadena de transfusión de COVID-19 al proteger a otros de personas infectadas.

¿Cuál es la ventaja del kit de prueba rápida COVID-19?

Resultados confiables

Los resultados de la prueba proporcionados por los kits de prueba rápida COVID-19 son precisos. En su mayoría son concluyentes y no hay necesidad de realizar otra prueba de laboratorio convencional para validar los resultados.

Es importante verificar los resultados de la prueba dentro de los 10 minutos después de colocar la muestra en el pozo de prueba.

Si la muestra se deja durante más de 15 minutos, los resultados de la prueba pueden volverse poco confiables.

Protege a los trabajadores de la salud

Los trabajadores de la salud tienen un gran riesgo de infectarse con COVID-19.

Trabajan durante largas horas y evalúan a las personas que pueden estar infectadas. Los kits de prueba rápida COVID-19 usan sangre completa o plasma como muestra.

Esto significa que las personas que se someten a la prueba no necesitan quitarse la máscara. Esto protege a los trabajadores de la salud del peligro de infectarse.

es_ESEspañol